¿Estás cansado/a de las paredes con gotelé en tu hogar en Málaga? El gotelé, aunque fue una tendencia popular en el pasado, puede dar a tus espacios un aspecto anticuado y difícil de limpiar. Afortunadamente, existe una solución: el alisado de paredes profesional. En este post, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo quitar el gotelé en Málaga y transformar por completo la apariencia de tus paredes. ¡No te lo pierdas!

¿Cuánto cuesta quitar el gotelé en Málaga?

El costo de quitar el gotelé en Málaga puede variar dependiendo de varios factores. El precio medio está entre 5,50 y 12,50 euros por metro cuadrado. Sin embargo, si además de quitar el gotelé es necesario alisar y pintar las paredes, el costo puede aumentar a 12 a 30 euros por metro cuadrado.

Es importante tener en cuenta que estos precios son orientativos y pueden variar según ciertos factores. Uno de los factores más importantes que puede afectar el costo es el grosor del gotelé. Cuanto más grueso sea el gotelé, más tiempo y esfuerzo requerirá para eliminarlo, lo que podría aumentar el precio. Otros factores que pueden influir en el costo incluyen el tamaño de la superficie a tratar, la dificultad de acceso a las paredes y el estado general de las mismas.

¿Cuánto cuesta quitar el gotelé de la pared?

¿Cuánto cuesta quitar el gotelé de la pared?

Quitar el gotelé de las paredes es una tarea que puede requerir cierto esfuerzo y habilidad, por lo que es común contratar a profesionales para realizar esta tarea. Si estás pensando en eliminar el gotelé de tus paredes, es importante tener en cuenta que el costo puede variar dependiendo de varios factores, como el tamaño de la superficie a tratar y el estado actual de las paredes.

En términos generales, el precio para quitar el gotelé puede oscilar entre 5 €/m2 y 12 €/m2. Este rango de precios puede incluir la eliminación del gotelé y la preparación de las paredes para recibir un acabado liso. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos precios son orientativos y pueden variar según la ubicación geográfica y la empresa contratada.

Si además de quitar el gotelé, deseas alisar y pintar las paredes, el costo puede aumentar. En este caso, el precio puede oscilar entre 10 €/m2 y 30 €/m2. Esta cifra incluiría el costo de la eliminación del gotelé, la preparación de las paredes, la aplicación de una capa de imprimación y la pintura final.

Es importante tener en cuenta que estos precios son aproximados y pueden variar en función de otros factores, como el tipo de pintura a utilizar, el estado de las paredes y la complejidad del trabajo. Por lo tanto, es recomendable solicitar varios presupuestos antes de tomar una decisión final.

¿Qué es mejor, quitar el gotelé o cubrirlo?

¿Qué es mejor, quitar el gotelé o cubrirlo?

Si el gotelé de tu pared está hecho con temple, lo más recomendable es que lo retires humedeciendo las paredes y raspando con espátula o llana. Este método es más efectivo ya que permite eliminar por completo el gotelé y obtener una pared lisa. Sin embargo, es un trabajo que requiere tiempo y esfuerzo, por lo que es importante contar con las herramientas adecuadas y tener paciencia durante el proceso.

Por otro lado, si el gotelé está hecho con pintura plástica, es más complicado quitarlo por completo. En este caso, la solución más adecuada consiste en cubrirlo. Existen diferentes opciones para cubrir el gotelé, como aplicar una capa de pasta niveladora sobre la superficie o colocar paneles de yeso o placas de cartón-yeso directamente sobre el gotelé. Estas soluciones permiten ocultar el gotelé y obtener una pared lisa sin necesidad de retirarlo por completo.

¿Cómo quitar el gotelé de manera económica?

¿Cómo quitar el gotelé de manera económica?

Si estás buscando una forma económica de quitar el gotelé de tus paredes, puedes hacerlo de forma sencilla utilizando solo agua y algunas herramientas básicas. Para empezar, humedece las paredes con agua utilizando una brocha o rodillo. Asegúrate de que el agua penetre bien en la superficie y deja que actúe durante unos minutos.

Luego, podrás quitar el gotelé arrancándolo o rascando con ayuda de una espátula o rascador. Es importante tener paciencia y trabajar con cuidado para evitar dañar la pared. Si el gotelé es muy grueso o resistente, es posible que necesites aplicar varias capas de agua y repetir el proceso varias veces.

Recuerda que al quitar el gotelé es posible que la superficie de la pared quede irregular o con pequeños agujeros. En este caso, será necesario reparar y alisar la pared antes de pintar o aplicar cualquier otro tipo de acabado. Puedes utilizar masilla o pasta niveladora para rellenar los desperfectos y lijar la superficie para obtener un acabado liso y uniforme.

Quitar el gotelé de manera económica es una opción ideal si quieres renovar tus paredes sin gastar demasiado dinero. Con un poco de tiempo, paciencia y las herramientas adecuadas, podrás obtener unos resultados satisfactorios y darle un nuevo aspecto a tus espacios.

¿Cuánto cuesta alisar las paredes de una casa?

Alisar las paredes de una casa es un proceso que implica eliminar las irregularidades, grietas y texturas existentes en las superficies para lograr una apariencia lisa y uniforme. Este trabajo se puede realizar tanto en interiores como en exteriores y puede ser necesario antes de aplicar una capa de pintura o revestimiento.

El costo de alisar las paredes de una casa puede variar dependiendo de varios factores, como el tamaño de la superficie a trabajar, el estado actual de las paredes y el tipo de acabado deseado. En general, se estima que el precio por metro cuadrado puede oscilar entre los 10 euros y los 35 euros.

Si además se desea alisar y pintar las paredes, el precio podría aumentar. En este caso, es común que los profesionales cobren por separado el alisado y la pintura, ya que son procesos distintos que requieren de diferentes materiales y técnicas. El precio por metro cuadrado para el alisado y pintura de las paredes podría estar entre los 15 euros y los 50 euros, dependiendo de la complejidad del trabajo y los materiales utilizados.

Es importante tener en cuenta que estos precios son solo una estimación y pueden variar según la ubicación geográfica y la disponibilidad de profesionales especializados en el alisado de paredes. Por ello, es recomendable solicitar varios presupuestos y comparar las opciones antes de tomar una decisión.